Con la tecnología de Blogger.

Reseña • Los chicos del calendario: noviembre y diciembre.




Opinión 

El viaje de Candela Ríos, y los chicos del calendario, llega a su fin con esta quinta novela en la que se incluyen los meses de noviembre y diciembre. Como ya sabéis la historia está dividida en los 12 meses del año, pero distribuidos a lo largo de las cinco novelas que componen la serie. He disfrutado mucho con estos libros, ya que soy bastante de disfrutar con las historias conttemporáneas, y Candela con su espontaneidad me ha ganado totalmente. Hace ya un par de meses que leí la novela, pero por h o por b no he podido hacer la reseña hasta ahora, cosa que lamento porque son unos libros que me han acompañado durante casi dos años y que se merecen tener su hueco aquí en mi blog.

Al final del cuarto libro, Candela se encontraba en una situación muy delicada. El padre de Salvador se empeña una y otra vez en inmiscuirse en los asuntos de su hijo, sobre todo en su proyecto de Los chicos del calendario, y esta vez se ha marcado un buen tanto poniéndoles entre la espada y la pared. La mente de Candela se pondrá a trabajar para encontrar el modo de evitar que todo se convierta en un desastre y le arrebaten el timón del mayor proyecto de su vida. Del mismo modo, tendrá que ver como arreglar las cosas con Salvador, el cual se encuentra bastante dolido con algunas de las decisiones de Cande. Todo se va a ir precipitando y ambos tendrán que recurrir a todos sus contactos para poder seguir con los chicos del calendario, tal y como los entienden ellos.

Como es habitual en estos libros, a medida que va discurriendo la historia central, tenemos la oportunidad de conocer las historias de los chicos de los meses de noviembre y diciembre, así como también sabemos un poco más de todos y cada uno de los chicos de los diez meses anteriores. Está claro que Cande ha establecido más contacto con unos que con otros, pero mantiene un hilo que la une con cada uno de ellos y todos tienen su huueco. En esta entrega tendremos la oportunidad de ir refrescando toda la información de los chicos que han participado, y así encarar la decisión final de quién debe ganar el concurso y erigirse como El chico del calendario. 


—¿Estás bien? ¿Adónde vas con tanta prisa?
—A buscarte. ¿Qué estás haciendo aquí?
Salvador está despeinado, se nota que se ha vestido a toda prisa, igual que yo, pero a él el estilo descompuesto le sienta bien. Cierra los dedos alrededor de mis antebrazos durante un segundo y después los suelta y da un paso hacia atrás. Su bolsa está en el suelo frente a la persiana de Bujías, el garaje de Adrián, el chico de octubre.
—Iba a llamar a un taxi —empieza y parece enfadarse más, pero no sé si conmigo— y no he podido. Joder.
—Yo he bajado decidida a detenerte.
Se tira del pelo, no se pasa los dedos por entre los mechones, no es un gesto casual ni un tic, es un movimiento que delata lo alterado que está y que consigue que a mí me cueste respirar. No puedo moverme y entonces él elimina la distancia y las dudas para sujetarme la cara entre las manos y susurrarme:
—Joder, Candela, no puedo alejarme de ti. No puedo.

En este libro, al tratarse del cierre de la serie, la historia central tiene más peso, haciendo que las historias de los chicos tengan menos presencia que algunas de las anteriores, pero la verdad es que no es algo que pese ya que llegados a este punto el lector lo que quiere conocer es qué ocurre con el tema de Salvador, Victor y Candela más que saber detalles de los chicos de los meses correspondientes.

Nuevamente la frescura de Candela nos regala buenos momentos, aunque se nota que ha sido un año duro y lleno de cambios para ella, cosa que le está pasando factura. Por un lado, no quiere que esa experiencia acabe, pero también tiene ganas de tener que dejar de viajar cada treinta días para conocer a los diferentes participantes del concurso. Sin duda ha sido un viaje diferente, y que me ha ido sorprendiendo en cada uno de los libros. La autora ha sabido mantener el tono de la historia en los cinco libros, y en este final se nota un ligero sprint por concluir todos los temas.

Aunque en esta última novela se da por cerrada la historia de la propia Candela, al final del libro se nos da a entender, y también lo han confirmado por las redes sociales, que tendremos más libros escritos por Candela Ríos y los que nos hablará de otros personajes. Espero que tengamos también detalles de la propia Cande en esos libros, y conocer cómo le van las cosas.

Me gustaría destacar la gran labor de la editorial y la autora para hacer de este viaje algo especial, esforzándose tanto en las redes sociales y en los envíos para construir todo el universo Candela. Sin duda las que lo hemos seguido ha sido siempre un plus que le daba a todo un toque muy original.

Los chicos del calendario ha sido una serie de la que no sabía que esperar en un inicio, pero que he acabado disfrutado muchísimo, y esperando con ganas todas las entregas. Creo que me he hecho amiga de Candela y todas sus aventuras, así que la echaré mucho de menos. Ahora tenéis la oportunidad de leerlos todos seguidos, así que disfrutadlos.


Novedad · Fuimos canciones · Elisabet Benavent


El próximo 5 de abril se pone a la venta la nueva novela de Elísabet Benavent, y que como ya es habitual formará parte de una bilogía. Esta primera novela tiene por título Fuimos canciones, y ya ha sido revelada su sinopsis por parte de la autora: 

Sinopsis oficial:

“Macarena, Jimena y Adriana están a un paso de descubrir que preocuparse de lo que los demás opinan puede malograr cualquier sueño.Fuimos canciones es la novela de tres amigas con una historia impactante que provocará la carcajada en las lectoras, tres historias distintas, originales al más puro estilo Benavent. ¿Qué sucede cuando ignoramos la opiniones de los otros y empezamos a amar libres de culpa, sin remordimientos?” 

Sinopsis coqueta: 

“Macarena es morena, pequeña y odia esas ojeras que acompañan sempiternas a sus ojos castaños. Macarena tiene un trabajo cool que la lleva por la calle de la amargura. Macarena tiene un “no novio” que pide más de lo que da y una herida por dentro con el nombre de su ex. Macarena tiene dos amigas, Jimena y Adriana, cada cual más “original”. Las tres, entre tardes de cervezas, noches de confidencias y mensajes de whatsapp, están a punto de enfrentarse a sus fantasmas... algunos del pasado y otros del futuro que les espera si no dejan de anteponer la opinión de los demás a la suya propia.”

La segunda novela será publicada tan solo un mes mas tarde, y tendrá por título Seremos recuerdos. 

¿Tenéis tantas ganas como yo de tenerlos ya? 


Reseña · Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón



Opinión

Esta novela es el tercer trabajo que leo de Rocío Carmona, y he de decir que las tres experiencias han sido muy diferentes en cuanto a la historia que se reflejaba en ellos. En El diario de Hannah conocíamos la vida de una joven Amish, en Huziel experimentábamos con una historia con más fantasía, y en Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón la autora nos hace tocar una historia mucho más cercana y adulta.  Así que como vemos a Rocío le gusta no encasillarse en un único tipo de historias y nos ofrece siempre algo distinto. Esta novela ha sido especial para mí porque es la primera vez que he leído unas galeradas en papel, así que obviamente lo recordaré siempre ya que me hizo mucha ilusión.

A Mia acaban de romperle el corazón. Álex, su amigo de toda la vida y pareja de los últimos años, parece haber decido tomar un camino distinto y ha dejado a Mia sumida en una gran tristeza. A esto se le añade que su trabajo en una inmobiliaria no acaba de ir todo lo bien que debiera, así que todo parece complicarse para ella. Enterarse de la traición de Álex fue un gran golpe para su autoestima, que ya no era muy solida de por sí, así que simplemente encontramos que se deja llevar por los compases del tiempo una vez que se queda finalmente sin trabajo.

Poco a poco Mia irá pasando por todas las fases de un duelo o separación, así que comenzará negando lo ocurrido, luego surgirá en ella la ira más visceral, acabará negociando consigo misma, se deprimirá al darse cuenta finalmente de que no hay marcha atrás, y finalmente aceptará la situación, cosa que le hará poder seguir adelante con su vida. En todo este proceso Mia va encontrando nuevas amistades que aportarán nuevas experiencias y que harán que poco a poco ella vaya despertando del letargo.








Después de pensar mucho en ella , hoy por fin he llegado a una conclusión. ¿Y si hubiera una especie de agujero negro adonde va a parar todo el amor, todo el calor, las caricias que alguien nunca recibirá, las ilusiones y los sueños truncados? Me lo imagino como una nebulosa oscura en el espacio, rodeada de restos de asteroides y estrellas muertas. El agujero lo engulle todo con un hambre voraz, y constantemente está esperando más alimento. Siempre pide más. Y cada vez se hace más grande. 


Todas estas fases que comento están muy bien representadas en esta novela, ya que el libro está dividido por partes. Realmente es una historia muy cercana de una mujer que no pasa un buen momento, y a la cual acompañamos en la creación de su nueva vida. Me ha parecido muy real, y muy de a pie, ya que el lector se puede sentir identificado en muchas de las situaciones que ocurren.  La novela discurre además en Barcelona, cosa que siempre me encanta y que me ayuda a centrarme mucho en los diferentes escenarios.

La forma de escribir de Rocío es elegante y sincera. No incluye grandes artificios ni palabras mal sonantes, cuida mucho el lenguaje y es una lectura amena y fluida.  En la novela se van alternando los capítulos con una serie de mails que la protagonista va dirigiendo al que fuera su antiguo amor a petición de su terapeuta. Esto, aunque no es algo novedoso, hace que el ritmo sea bueno y le da un toque de frescura a la historia, que no olvidemos que se trata de una historia de superación personal tras una ruptura.

Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón es una novela de corte intimista y real, aunque con un toque de chispa, que hará que cualquier lector conecte con la historia de su protagonista por ser tan cercana. Rocio Carmona da un salto a las historias adultas alejándose de sus novelas anteriores, y haciendo que su abanico de lectores sea aun más amplio y variado. Una lectura recomendable para disfrutarla tranquilamente un fin de semana, con una buena taza de café, o quizá con una buena tarrina de helado de chocolate con menta (si lo leéis ya me entenderéis).